sábado, febrero 26, 2005

Oferta Cultural


Recomiendo la siguiente exposición que tiene lugar en el Centro Cultural Conde Duque (madrid):

Azules egipcios
Formidable colección de piezas egipcias recolectadas por el Comandante británico W. J. Myers durante su estancia en Egipto en los últimos años del siglo XIX. La colección se presenta en cuatro secciones relativas a la divinidad, la realeza, la vida cotidiana y la muerte, con piezas escultóricas, sellos regios, figuras funerarias, sonajas y hasta un collar de TuthanKamon. Los objetos, doscientos trece en total, abarcan toda la historia de las dinastías de la cultura egipcia. La mayoría de ellos están realizados en fayenza, los "azules egipcios".
Del: 25/02/2005 al: 22/05/2005

jueves, febrero 24, 2005


Esfinge y Gran Pirámide

Información Útil

CLIMA

El viaje lo realizamos del día 10 de Febrero al 19 de Febrero de 2005. Hay que decir que casualmente al comienzo del viaje cruzaba una ola de frío por lo que las temperaturas los primeros días fueron un poco bajas (8 – 17 ºC). En Asuán, a primera hora de la mañana (06.00), no sobraba un jersey y una cazadora, luego al mediodía hacía para estar en camiseta , y luego por la tarde otra vez con jersey y cazadora o forro polar.
En Abu Simbel, sin embargo, a las 10.00 haría unos 30ºC - hay que decir que es la parte más meridional del viaje -.

Durante el crucero, en los sitios donde parábamos, kom Ombo, Edfú y Luxor, se hacían muy bien las excursiones con jersey (casi todas se hacía a primera hora), pero en la cubierta del crucero y cuando cogíamos faluca o lancha por el Nilo es casi obligatorio llevar una cazadora o bufanda para el cuello ( en la cubierta de la motonave hacía mucho viento ). Repito, no debía ser normal ese viento... Aun así doy gracias de este tiempo que nos hizo, porque con calor debe ser un infierno.

Al llegar a El Cairo todo cambió. La ola de frío ( no asustarse, el tiempo era muy suave - 15º -) había desaparecido y las temperaturas se volvieron primaverales (22 – 30 ºC). Estábamos todo el día en camiseta.

Nota: Al que no le quede más remedio que ir en Agosto yo también le animo porque aún así merecerá la pena. Pero si puedes ir en otra época no lo dudes.

La temperatura ahora en El Cairo es de...


El Tiempo Cairo Airport


MONEDA

La libra egipcia no está dentro del mercado de cambio internacional, por lo que no podrás cambiar en esa moneda hasta llegar a Egipto. Apenas son necesarias las libras egipcias si llevas Euros (mucho mejor euros que dólares). En todos los sitios puedes pagar con euros. Pero para propinas o taxis en el Cairo es mejor llevar libras egipcias, ya que te ahorrarás dinero.
Yo cambié dinero el segundo día en la motonave, y principalmente lo utilicé para propinas y taxis. Y al final como me sobraban libras las gasté en el bazar Jan Al Jalili de El Cairo.
En todas las tiendas o mercadillos te dirán el precio en la moneda que tú quieras: euros o libras.
Consejo: lleva más dinero del inicialmente previsto ya que los guías empiezan a vender excursiones ‘extras’ (optativas) que salen a 40 euros de media por persona y que pueden vaciar rápidamente tu bolsillo.
El cambio de la libra egipcia/euro estaba cuando viajamos a 7.40 libras egipcias el euro.

La tarjeta Visa también es muy útil, ya que puedes sacar dinero en libras egipcias directamente en cualquier cajero.

En el siguiente enlace podéis ver el cambio actual del euro / libra egipcia:

Tasa de cambio


HOTELES

Nosotros contratamos la Opción Categoría Superior, pero el primer hotel que nos dieron en Asuán era de categoría estándar: el Isis Island.

Isis Island (Asuán): Por fuera parece bastante majo. Está en una islita en el Nilo. Pero las habitaciones, sobre todo las camas, dejan algo que desear. No está mal del todo.

Conrad Hotel (El Cairo): Un hotel muy moderno, donde hay mucho hombre de negocios. Las habitaciones que da el Corte Inglés son de clase Executive, que se encuentran entre las plantas 22 y 24 y son de todo lujo. Las habitaciones tienen pñancha, tabla de planchar, secador y muchas pariditas. Además hay un bar con aperitivos gratis durante todo el día. Todas las habitaciones tienen terraza con vistas al Nilo.
Se encuentra en el ‘centro’ de la ciudad, al lado del Nilo, un paseo muy frecuentado por los Cairotas para pasear. Al lado está el centro comercial World Trade Centre.
Para ir caminando al Museo Egipcio puede llevar entre 30 y 45 minutos andando tranquilamente. En taxi se puede sacar por 5 libras si te gusta regatear, y por 10 o 15 si regateas lo mínimo, y se llega en 5 minutos.
El Hotel Marriot se encuentra a 500 metros.

Marriot (El Cairo): En este hotel no estuvimos alojados pero fuimos un día a conocerlo y a cenar. Es un hotel con mucho encanto, construido en el siglo XIX, pero remodelado con dos torres modernas donde tiene las habitaciones. La terraza que tiene para tomar un té o fumas una shisha es precioso. También tiene una carpa en la terraza donde se puede cenar bastante barato (8 euros por pna.) y amenizado con una bailarina.




MOTONAVE

La motonave en la que fuimos alojados se llama ‘AMARCO’. Esta nave es propiedad de la mayorista Galaxia, y es un barco de lujo. Ninguna objeción que hacer a este barco. La comida se alternaba entre menú y buffet, y era medio egipcia, medio occidentalizada.
El servicio y camareros espléndidos. Aunque el precio de El Corte Inglés ya les reparte propinas nunca te dirán que no a que les des algo más.
Mención especial al camarero ‘Said’, que no para de hacer juegos de magia y amenizar a la gente con mucha simpatía.
A esta motonave va gente de las agencias Corte Inglés, Nubia Tours y Kaluma.

Para ver fotos de la motonave Amarco pinchad en el siguiente enlace: Motonave Amarco


TAXIS

Fija el precio antes de subir. Antes entérate en el hotel o por el guía cuál es el precio más o menos justo. Aparte del precio indica que es el precio total, no por persona, y si quieres ida y vuelta déjalo bien claro. Si ves que no baja del precio, haz el amago de irte, ya verás como al final cede. En El Cairo se puede ir a casi cualquier sitio por 15-20 libras egipcias. También tienes la posibilidad de cogerte un taxi durante todo un día por unos 30 euros.
Nota: En Luxor por ejemplo también se pueden coger calesas por el mismo precio, pero estate seguro de que no da un rodeo por tiendas de amiguetes antes de llevarte a tu destino.



EXCURSIONES OPTATIVAS

Abu Simbel: No comment. Visita obligada. Merece la pensa pagar 170 euros por persona. Hacer la reserva de plaza de avión desde España.

Pueblo Nubio (Asuán): Es simpático, pero muy caro (30 euros). Lo puedes hacer por tu cuenta perfectamente

Museo Luxor: Casi mejor hacerlo por tu cuenta. La entrada vale 6 euros. La visita con guía sube a 40 euros (comida y visita a dos tiendas incluidas).

Ciudadela, Mezquita Alabastro y Museo (El Cairo): 40 euros/pna. Vale la pena si no eres muy aventurero de ir por ahí. Pero después del primer día verás que con el taxi llegas a todas partes sin ningún problema.


COMPRAS

Te van a timar. Eso ya te lo aseguro.Como dicen ellos en el mercadillo ‘ven aquí que engaño menos’. Las chilabas se pueden conseguir por 3 euros, y empezarán cobrándote 35 euros. Las shishas (pipas árabes) se pueden conseguir por 10 euros (las grandes) y por menos si eres un experto regateando. El tabaco de shisha yo lo saqué por 2 euros en el mercadillo de Jan Al Jalili y creí que era un buen precio. Pues bien, al llegar a la Duty Free del aeropuerto valía 0.80 euros el paquete. Vaya timada que me dieron en el mercadillo, y eso que ya me llamaban ‘alibabá’ por pagar sólo ese precio.



SEGURIDAD

Es un pueblo de lo más agradable y pacífico. Tienen un respeto máximo por el turista (debido a la represión por parte del gobierno). Hasta los niños pequeños no se atreven a acercarse porque lo tienen prohibido, y cuando lo hacen lo hacen sin agobiar.
Te encontrarás a muchos que te preguntarán de dónde eres y te dirán que España muy bonita, etc.... También les gustan hacerse fotos con extranjeras, no se lo pongas difícil.
Hay policía por todas partes, sobre todo policía turística. Pero no hay ninguna sensación de peligro por ninguna parte. Simplemente extreman precauciones porque es un país que vive del turismo.


GUÍAS

Nos tocaron unos guías muy agradables y que hablaban muy bien el español. Ellos se hacen cargo de toda la tarea administrativa de tarjetas de embarque, check in, maletas, etc...
Las explicaciones que dan de muchos monumentos se basan en la arqueología oficial, por lo que recomiendo a la gente que vaya a Egipto que lea un poco de este país, de su historia y de su arte antes de ir. Lo agradeceréis.


VISADO

A parte de tu pasaporte que debe tenir al menos una vigencia de 6 meses, hay que rellenar una tarjetita que te darán en vuelo y que entregarás al llegar a Egipto. El agente de viajes te hará todos los trámites, y ya te cobrará posteriormente el precio del visado (20 euros).



OTROS


No te vayas sin probar el zumo de guava (guayaba), es una esquisitez.

Si dices dos palabras en árabe serás mejor recibido: Salam (hola / adiós), Shukran (gracias).

Lleva caramelos y bolígrafos a los niños ( cuantos más lleves mejor), es lo que más te van a pedir.

Según lo que he oído, no merece mucho la pena de hacer el crucero por el Lago Nasser, ya que no hay nada en las orillas (sin paisaje), solo tierra seca, y mucho tiempo para perder en el barco. Mejor disfrutarlo en Sharm el Sheik, o en El Cairo.

La contaminación de El Cairo es inimaginable, no sólo la del aire sino también, o sobre todo, la acústica. En El Cairo los semáforos tienen 3 colores como en España, pero allí los tres significan lo mismo: ‘pasen’. Por eso allí todo se lo dicen con pitidos: que te voy a adelantar...pues te pito, que estoy detrás de ti....pues te pito, que me pica el pie.....pues te pito, que el equipo de la ciudad gana....no lo quiero ni imaginar. Alucinarás cuando estés en El Cairo. Y cruzar....jejeje....es todo una aventura, pero no te miento si te digo que cruces por donde cruces (da igual), no te atropellarán. No hacen otra cosa mientras conducen que esquivar, coches, peatones, policías, siempre están con los cinco sentidos. Pero si te sientes más seguro, observa primero como cruza la gente y después verás que ....... que no hay más cojones.De hecho si vas por la acera paseando, oirás muchos cláxones de taxis, para lllamarte la atención y preguntarte si te quieres subir. Resumiendo, para volverse loco.

A continuación os dejo tres páginas web que os serán útiles para la elección del viaje:


Habitación Motonave Amarco

Diario Egipto I

Por fin.....creía que nunca iba a llegar el día de poder ir a Egipto, y menos en Frebero, la temporada alta allí, pero el destino es así, nunca sabes con qué te va a sorprender. Así que Chus y yo nos pusimos manos a la obra para contratar un viajecito a Egipto en menos de una semana. Después de examinar muchas ofertas en internet (en la sección 'Otros' os muestro algunos enlaces de internet interesantes) y en agencias de viajes, nos decidimos por dos de ellas: la del Corte Inglés y la de Nubia Tours. En principio, son las dos que más confianza nos merecían. Finalmente descartamos la de Nubia Tours porque no nos aseguraban que nos puedieran enviar los billetes y toda la documentación en tan poco tiempo, por lo que nos quedamos con la del Corte Inglés.
De todos sus programas, el único que se adecuaba con nuestros gustos y sobre todo con plazas libres de avión es el que se llamaba ‘Imágenes de Egipto Opción B’, que consistía en 8 días (7 noches) que se repartían de la siguiente forma:
- Madrid – Asuán
- Asuán – Luxor (Crucero Nilo 3 noches)
- Luxor – El Cairo (2 noches)
- El Cairo – Madrid
A este programa básico, le hemos añadido dos extras por nuestra cuenta:
- Visita a Abu-Simbel
- Noche extra en El Cairo
También hemos escogido la opción Superior, lo cual eleva el precio en 188 euros por persona. En total (sin incluir Abu Simbel que se paga allí – 175 euros/persona), pagamos 1150 euros cada uno.


Día 10-Febrero-2005 (Jueves)

El avión sale a las 14.45, y Chus y yo con las ganas que tenemos de irnos estamos allí con tres horas de antelación. Ni que decir tiene que somos los primeros que estamos frente al mostrador de facturación de EgyptAir, todavía cerrado. Este se encuentra en la terminal 1 y si no recuerdo mal está entre los mostradores 227 – 232.
El avión sale con algo de retraso, y lo que es peor.....con una excursión de 65 adolescentes del colegio de Nuestra Señora del Buen Consejo de Madrid, que nos dan un viajecito que todavía me estoy acordando de ellos.
El vuelo va a El Cairo, pero con escala en Aswan, donde llegamos sobre el horario previsto (el viaje ha durado unas 5 horas, pero hay que tener en cuenta que allí es una hora más). Nota: en el avión se reparte una tarjeta que hay que rellenar y posteriormente dar al llegar al aeropuerto, que es obligatoria para que te puedan tramitar el visado al llegar a Egipto.
Allí, nada más desembarcar nos dirigimos a un agente que porta un cartel de ‘El Corte Inglés’ en una mano y de ‘Nubia Tours’ en la otra. Hay que decir, que ambas agencias trabajan con la misma mayorista en egipto ‘Galaxia’, considerada una de las mejores.
Allí el hombre nos saca el visado y nos acompaña al autobús para trasladarnos al hotel. Chus y yo no esperamos a comentarle que queremos ir al día siguiente a Abu Simbel, ya que lo contratamos como extra en Madrid, pero el guía nos dice que él no sabe nada de eso, pero después de unas cuantas llamadas nos dice que de acuerdo, que mañana nos iremos con él a Abu Simbel pero que perderemos todas las visitas del programa para ese día (es decir: el templo de Filae, el obelisco inacabado y la presa de Asuán). Ni que decir tiene que no hay color entre Abu Simbel y el resto, así que ‘alea jacta est’.

El guía nos informa que pernoctaremos en el hotel Isis Island, y una pareja que tenemos al lado se queja de que ese hotel es de categoría estándar, y no de categoría superior, que es lo que habían contratado por el Corte Inglés ( pero Chus y yo, que también habíamos contratado categoría superior nos callamos, ya que después de que el guía nos hubiera solucionado lo de Abu Simbel ya nos parecía suficiente). El único hotel de categoría superior en Asuán con el Corte Inglés es el Old Cataract, un hotel de un encanto especial y en el que muchas celebridades han pasado por allí (Agatha Christie y Churchill entre otros).

El hotel Isis Island se encuentra en una isla en el Nilo por lo que cogemos una barca para llegar allí. El hotel parece bastante majo y moderno por fuera. El check-in en todos los hoteles de Egipto parece ser una aventura, ya que en todos tardamos una media de 30 o 45 minutos, y eso que el guía se ocupa de todo.
El grupo, formado por 23 personas está un poco cansado de todo el tiempo que se está perdiendo en el checkin. Son las 23.00 y mañana nosotros nos levantamos a las 05.00 para ir a Abu Simbel. Por fin conseguimos la llave de nuestra habitación, y un portamaletas nos acompaña, y nosotros, que no se diga, le damos 2 euros. Nota: más adelante nos daremos cuenta que los guías ya les dan propinas a todos los maleteros y demás, por lo que no es necesario darles nada, pero Chus y yo tenemos un ‘agujero’ en el bolsillo, y los euros se nos caen a cada paso que damos. Creo que en todo el viaje habremos dado unos 70 euros en propinas.

La habitación del hotel parece buena, pero todo fachada, la cama da un poco de cosa, y la almohada no es muy buena. Pero sólo va a ser una noche aquí (unas 4 horas), así que nos lo tomamos con filosofía.
Nos acabamos de dar cuenta de que no hemos cenado por lo que nos vamos al buffet del hotel, pero.....noooooo, que ven mis ojos, los 65 adolescentes del avión entrando en el hotel y dirigiéndose directos al buffet. Así que nos dirigimos veloces y cogemos un poco de todo antes de que arrasen con el buffet. Comemos en 10 minutos y pagamos la cena en la recepción, nada menos que 30 euros, y como ya he dicho que teníamos un ‘agujero’ en el pantalón le damos 3 euros de propina al de recepción (lo reconozco, me bloqueé, porque de dar propina se la tendría que haber dado al camarero del buffet.....no comment).
Así que llegamos a la habitación con una sensación de que no íbamos a tener euros suficientes para pagar a todos en este viaje. Pero nada, pelillos a la mar, a dormir se ha dicho que mañana nos levantamos a las 05.00. .....Iluso....creía que iba a dormir....adivina qué gentucilla monta una fiesta por los pasillos del hotel....pues sí, los 65 del ‘Buen Consejo’. Me están hartando, y sólo rezo para que al día siguiente no les monten en la misma motonave que a nosotros.


Día 11-Febrero-2005 (Viernes)


Son las 05.00, la hora de levantarse, y con una musiquilla que viene de fuera...¿estarán haciendo una fiesta a estas horas?....pues no, es la llamada a la oración que retumba por todos los rincones de Asuán. Los musulmanes deben rezar 5 veces al día, y la primera y la última coinciden con el amanecer y atardecer del día.

Antes de ir a la puerta del hotel, donde hemos quedado con el guía, nos dirigimos a recepción para que nos den un desayuno-picnic, ya que el comendor lo abren poco después. El picnic en cuestión es una caja enorme de colorines que contiene un plátano, un huevo duro, dos cruasanes y dos zumos. ¿ se piensan que me lo voy a llevar? Al final cojo un zumo y los cruasanes y dejo las cajas.....

Nos dirigimos al coqueto aeropuerto de Asuán para coger el vuelo a Abu Simbel. En este trayecto ya se nos ha ‘caído’ algún que otro euro por el camino. La temperatura en Asuán a estas horas es fresca, digamos que unos 7 grados. Nos subimos a una avión de la compañía Sky, bastante moderno, y en el que las plazas no son numeradas. Al subir vemos que casi todas las plazas de ventanilla están ocupadas excepto una que cogemos. Pero, no todo está de cara. El lado bueno de ventana es el ala izquierda del avión y no el derecho, ya que al acercarse a Abu Simbel, el avión pasa a escasos 100 metros del templo pero por el lado izquierdo del avión.....otra vez será.

El aeropuerto de Abu Simbel se encuentra a 500 metros del templo, y como en todos los aeropuertos, hoteles, motonaves, museos, etc...de Egipto, pasamos por una infinidad de escáneres, que siempre me pitan (maldito cinturón).

Abu Simbel: en dos palabras... ‘im’ ‘presionante’. Junto con las Pirámides el monumento que más me ha gustado. Por fuera impresonante, y por dentro, impresionante. No tiene desperdicio. La única pena es que no te dejan estar mucho tiempo allí porque tienes que coger el avión de vuelta. Habremos estado en total unos 90 minutos, pero que apenas da para hacer unas cuantas fotos. Aquí sí se nota ya el calor, la verdad es que estamos en uno de los puntos más meridionales de Egipto. La temperatura a las 10.00 debía ser de 30ºC (hay que decir que a las 06.00 de la mañana ya amanece) .
Todavía Chus y yo nos preguntamos cómo es posible que nadie más de nuestro grupo no tuviera contratada esta excursión... más tarde algunos del grupo nos dijeron que se arrepentían de no haber venido, más aún después de ver que el guía les había metido en una fábrica de especias durante dos horas (a ver si alguien picaba y compraba algo).
Nota: este viaje a Abu Simbel es mejor contratarlo desde España, para reservar el vuelo, aunque siempre se paga en Egipto. Y aunque existe la posibilidad de ir por carretera ( más barato) no sé si merece la pena hacerse tantas horas de viaje pudiendo ir en avión.
La excursión a Abu Simbel en avión cuesta 170 euros por persona.


De vuelta a Asuán, el guía nos lleva a la motonave, ‘Amarco’, una motonave de un año de antigüedad propiedad de ‘Galaxia’ que ha conseguido el año pasado el premio a la mejor motonave. La verdad que es una maravilla, y las habitaciones de lujo. No puedo decir nada malo de esta motonave, todo excelente, empezando por el servicio. Allí el guía nos lleva al bar mientras él nos hace el checkin (otra media hora) que se nos ameniza con un zumo de guayaba que está decilicioso. Yo creía que íbamos a esperar a que viniera el grupo que había estado visitando el templo de Philae, el obeslisco inacabado y la presa, para hacer así el sorteo de las habitaciones. Parece ser que se hace un sorteo, delante de todas las personas, de las habitaciones de la motonave, ya que la gente prefiere las de pisos más altos que las de abajo. Pero nuestro guía, y antes de que venga el resto del grupo, nos da una habitación del segundo piso....creo que estamos de suerte.
Al final la realidad es que la motonave va al 40% de ocupación y que toda la gente tiene habitaciones de pisos altos.

Por la tarde, el guía nos vende una excursión extra a un pueblo nubio, muy cerquita de Asuán, al que vamos en lancha. En principio estaba programado un viaje en faluca por el Nilo, pero el guía nos comenta que éste lo haremos en Luxor para poder hacer la visita a este pueblo Nubio hoy. Parece que todo el grupo está de acuerdo. Esta excursión nos vale 40 euros por persona. El viaje por el Nilo es una maravilla, además Asuán está repleto de islas y recovecos que lo hacen único. Finalmente llegamos al pueblo Nubio donde antes de desembarcar se nos avalanzan 15 niños nubios de entre 3 y 10 años hablando en un español más que decente. Aquí todas las niñas se llaman Sarah o Fátima y cada uno de estos niños te seguirá por todo el pueblo vendiéndote alguna que otra cosilla. Chus y yo les damos piruletas y sugus que hemos comprado en España, ya que habíamos leído que a los niños en Egipto les hace mucha ilusión, y algún que otro euro. Nota: también suelen pedir bolígrafos, sobre todo los que tienen botón que haga ‘click’.
Al final, la excursión a este pueblo nubio, consiste en ir a una casa de aquí, muy bien decorada, en el que te ofrecen un karkade (infusión de hibisco típica de Egipto), y te venden alguna que otra cosa. Las niñas de 3 y 5 años de esta casa son para comérselas, sólo por verles a ellas ha merecido la pena la excursión.
Ya en la motonave de vuelta, cenamos y tenemos un poco de tiempo libre, que algunos aprovechan para visitar el mercadillo de Asuán, pero Chus y yo, después de madrugón de la mañana optamos por irnos ya a descansar.

Abu Simbel

Tiendas en Karnak

Diario Egipto II

Día 12-Febrero-2005 (Sábado)

Kom Ombo: Son las 07.00 de la mañana, y ya estamos en pie, porque a las 08.00 hemos quedado con el grupo para hacer una visita relámpago en Kom Ombo. Del embarcadero a las ruinas no hay más que 100 metros, por lo que vamos andando, y vemos que está atestado ya de gente. Lo más destacable de este templo, según el guía, es una pared donde están dibujados diversos instrumentos médicos que actualmente se utilizan. La verdad es que es sorprendente los conocimientos que este pueblo tenía hace tantos años. El guía después de unas cuantas explicaciones nos da unos 20 minutos de tiempo libre para hacer unas cuantas fotos y regresar de inmediato al barco porque debe zarpar hacia Edfú.

Ya en el barco nos reunimos con el guía, y nos comenta todas las excursiones que se realizarán durante el crucero. Durante este trayecto a Edfú, Chus y yo nos subimos a la cubierta a admirar el magnífico paisaje. Un río bastante ancho, con palmeras a ambos lados, ovejas, cabras, asnos, niños bañándose, el desierto al fondo.....es lo más parecido a un belén. Esta es una de las imágenes que más he disfrutado de todo el viaje.
Nota: os aconsejo no desperdiciar ni un segundo del paisaje mientras la motonave esté en marcha, por mucho sueño que tengáis, ya que son postales que no volverás a ver.

Edfú: Son las 12.00 de la mañana, hemos tardado unas tres horas desde Kom Ombo, y nos disponemos a visitar el gran templo de Horus. Para acercarnos al templo el guía contrata en el mismo embarcadero a varias calesas tiradas por caballos, y nos montamos de cuatro en cuatro. El viajecito dura unos 10 minutos, y es un espectáculo ver el centro de la ciudad.
El templo de Horus es una maravilla, y en varios sitios se aprecian los colores originales que lo revestían. La verdad es que no hay nada desaprovechable en ninguno de los monumentos visitados.
La vuelta la hacemos también en calesa, y aunque nos advierte el guía de que no demos propina al conductor porque está muy bien pagado se nos cae otro eurillo.

De vuelta a la motonave para comer ( ya son las 14.00), nos sentamos con una pareja muy simpática (él portugués y ella de Vigo), Jorge y Rita, y entablamos una pequeña amistad que irá a más durante el viaje.

El barco vuelve a zarpar hacia Esna, donde está una esclusa que hay que salvar. Al parecer la esclusa está cerrada cuando llegamos, por lo que nos dejan salir del barco al menos para comprar unas chilabas y unos pañuelos para la cena de disfraces que hay esta noche en el barco. Salimos en grupo con el objetivo de que no nos timen, y lo conseguimos a medias....al final todos compramos chilabas y pañuelos a precios medio razonables, aunque los tenderos no paran de hacer aspavientos diciendo que estamos locos por ofrecer tan poco dinero. Pero nosotros tenemos un as en la manga, Aurelia, una encantadora mujer que regatea como nadie y consigue unos precios que ni el Lidl. Después de media hora de duro regateo y teatrillo por las dos partes volvemos a la motonave con nuestras prendas.

La cena de disfraces es bastante divertida, todos disfrazados más o menos de arábes, y alguno que es el vivo retrato de Arafat (jijiji). Después de la cena, unos juegos y bailes amenizados por los guías. Allí nos toca a todos participar, (fuera la vergüenza).Y si no que se lo digan a Jorge y a Rita, que les tocó bailar unidos por un plátano pelado que sostenián con sus bocas.....yo no paro de aplaudir de la risa que me entra, plas, plas,plas.

Ya es hora de ir a dormir, ya que aquí no se hace otra cosa que madrugar. Y al llegar a nuestra habitación, sorpresa, un cocodrilo hecho con nuesttrta manta, y uno del servicio de la motonave que nos dice ¿queréis foto?....ya sabéis lo siguiente....dos eurillos que le caen.


Día 13-Febrero-2005 (Domingo)

Luxor: Ya estamos en Luxor, la motonave ha viajado de noche, y nos disponemos a las 08.00 a visitar diferentes monumentos:

· Los Colosos de Memnon, donde hacemos una parada de 15 minutos. La verdad es que están un poco en ruinas estos colosos.
· Las tumbas de los Artistas, donde visitamos dos tumbas de los artistas que realizaban las decoraciones de templos y tumbas de los farones. Una visita bastante bonita.
· Templo Funerario de Hatsepshut, pero que realizamos desde una colina para hacer fotos, ya que el guía nos comenta que no merece mucho la pena entrar en él. ¿?.
· Visita a una tienda de alabastro, aquí sí que merece la pena perder una hora según nuestro guía. Estas son las cosas que no comprendo, que perdamos el tiempo en las tiendas donde tiene comisión el guía. Mientras el grupo está en la tienda mirando o comprando, Chus y yo salimos a fuera y nos dedicamos a repartir algunas piruletas y sugus a varios niños que están fuera.
· Valle de los Reyes, esta visita es una de las mejores. Aunque el día era fresco, en este valle la temperatura sube enormemente, ya que hace un efecto horno. Aquí visitamos las tumbas de Ramsés III y VI y la de uno que ya no nos acordamos (creo que Serthat). No visitamos la de Tuankhamon porque el guía, con buen criterio, nos dice que es mucho peor que las anteriores.
· Templo de Ramsés, un templo majestuoso que mantiene todavía mucho colorido en sus columnas y paredes. Es un templo que impresiona.

Volvemos al barco a comer, y posteriormente el guía nos vende una excursión extra para visitar el museo de Luxor y una comida para el día siguiente (40 euros por persona).
Pues adivinad donde nos lleva primero el guía, pues a una joyería y a una tienda de papiros, donde los dependientes no hacen más que agobiarte, por lo que Chus y yo esperamos en el autobús con otra parte del grupo. El museo, bien, pero lo puedes ver perfectamente por tu cuenta (el ticket vale unos 6 euros).

Vuelta a la motonave y a descansar.



Día 14-Febrero-2005 (Lunes)

Luxor: Este día lo comenzamos visitando el templo de Luxor, en el centro de la ciudad. Otra obra majestuosa, con dos hileras de esfinges, que llevan hacia uno de los obeliscos de los dos que originalmente tenía (el otro se encuentra actualmente en la Plaza de la Concordia de París).
Posteriormente nos dirigimos a otro templo que por sus dimensiones te vuelve a sobrecoger: Karnac.
Y después de las correspondientes explicaciones del guía nos adentramos en un paseo traquilo por entre las columnas y habitáculos del templo. A cada paso que das te preguntas cómo construyeron estos templos tan enormes.

Después de esta visita nos vamos a comer a un buffet de un hotel y después un paseo en faluca hasta la motonave. Bueno, digamos que en faluca estuvimos unos 20 minutos intentando avanzar algo, pero el viento no soplaba, así que por esto y porque uno de los mástiles de la faluca casi nos desgracia a unos cuantos porque no estaba bien amarrado, el guía opta por hacer el resto del trayecto en lancha.

Por fin, tiempo libre para pasear por nuestra cuenta.....ya estaba cansado de tanta tienda y tanto templo.....tengo ganas de ver el modus vivendi de la gente en Luxor, así que con Jorge y Rita nos cogemos una calesa y nos vamos al centro, para curiosear un poco. El conductor de la calesa, pasa de nosotros y nos lleva por donde le da la gana, es decir, a dos tiendas de amiguetes, pero nosotros no bajamos de la calesa y le decimos que tire para donde le habíamos dicho. Al final, no hay mal que por bien no venga, nos llevó por unos barrios bastantes pobres poco o nada frecuentados por turistas pero que mereció mucho la pena ver. Como siempre aprovechamos más que nunca la oportunidad de regalar piruletas y sugus a los niños desmelenados y descalzos que corrían detrás de la calesa. Una experiencia para no olvidar. Finalmente nos deja en el centro de la ciudad, y le damos 20 libras egipcias aun habiendo pactado de primeras 15 libras.

Por aquí nos dimos un paseo por la ribera del nilo, observamos el templo de luxor de noche, y recorrimos un pequeño mercadillo turístico que había cerca del templo. Ya no queda tiempo para más y debemos volver a la motonave porque debemos partir al aeropuerto con destino El Cairo.


El Cairo: Llegamos a El Cairo a eso de las 23.45 de la noche, y allí nos recoge otro agente que nos lleva en autocar al hotel que tenemos contratado todo el grupo: el Conrad.
Es un hotel céntrico, no tanto como el Hilton, pero muy cerquita del Marriot, y a la ribera del nilo, en la avenida Corniche de Nile, bastante frecuentada por viandantes para pasear a la ribera del río. El hotel es excelente, y el Corte Inglés siempre reserva habitaciones de las plantas ‘executive’. La habitación es de lujo, y las vistas al Nilo y a la ciudad son impresionantes. Además, todos los días de 17.00 a 19.00 es la ‘happy hour’ en la planta executive y todas las bebidas son gratuitas. Para fuera de estas horas también son gratis los canapés, pastelitos y frutas en el comedor de la planta executive.El checkin vuelve a ser lento y tedioso, y finalmente a las 02.00 de la noche consigo meterme en la cama. Al día siguente hay que levantarse pronto para estar a las 08.00 en la recepción del hotel para realizar la visita a las pirámides.

Kom Ombo

Diario Egipto III

Día 15-Febrero-2005 (Martes)

El programa incluye la visita guiada a las Pirámides, pero no incluye la visita al interior de la Gran Pirámide (Keops). Para entrar en Keops, hay que ir a la taquilla que se encuentra dentro del recinto de las Pirámides y comprar el ticket que cuesta 100 libras egipcias (unos 14 euros). Esta Pirámide tiene restringida la entrada a 150 personas a partir de las 08.00 de la mañana y otras 150 personas a partir de las 13.00.

Nosotros llegamos allí a eso de las 09.00 y Jorge y yo, que somo los únicos que queremos entrar en la Gran Pirámide, nos avalanzamos a la taquilla con pocas esperanzas de que ya quede alguna entrada disponible. Pero, no, la suerte está con nosotros, y conseguimos dos entradas. Sólo deciros, que si tenéis la posibilidad de entrar en la Gran Pirámide, lo hagáis, siempre y cuando no tengáis claustrofobia, ya que hay que ir de cuclillas durante unos 100 metros. La Pirámide es igual de espectacular por fuera que por dentro, y no tiene nada que ver con el interior de la pirámide de Kefrén (que sí que está incluída en el programa del Corte Inglés). Os digo esto porque el guía nos dijo que vista una vista todas, y que entrar en Keops era un capricho. Nada más lejos de la realidad, para alguien que haya leído algo de esta Pirámide entenderá que no entrar es un sacrilegio, y yo os confirmo que no decepciona en absoluto, todo lo contrario.

Las pirámides por fuera son auténticas montañas de piedra, y se me hace difícil comprender la tecnología con las que las construyeron. El guía nos da la versión oficial de la egiptología y arqueología, las cuales se basan los escritos y cálculos de Herodoto, el padre de la historia. Este comenta que la Gran Pirámide se construyó en 20 años con 100000 hombres. Pues haciendo un sencillo cálculo, y suponiendo que cada hombre trabajaba 12 horas al día, y tiendo en cuenta que la Gran Pirámide tiene unos 2,500,000 de bloques nos sale el asombroso resultado de que cada 2 minutos un bloque de piedra era sacado de la cantera, pulido, trasladado a la esplanada de la Pirámide y colocada y ajustada en su sitio. Ni supermán sería capaz de hacerrlo tan rápido. Ni siquiera hoy en día con la tecnología actual es posible conseguir ni de cerca unos tiempos tan extremos. Pues sí señores, esto sin sentido y sin cabeza, es lo que acepta la arqueología moderna, y lo que elguía nos vende como totalmente documentado.

Después de estar en Keops, nos dirigimos a la segunda pirámide, Kefrén, a la cual también entro, y en la que compruebo que no tiene nada que ver con la majestuosidad de la primera. Eso sí, en ambas se está el mismo tiempo de cuclillas.

Finalmente nos alejamos a una colina para visionar una panorámica de las tres pirámides. Y allí nos subimos a unos camellos (25 libras por persona) que nos dan una minivuelta de 3 minutos. Todo sea por la foto.

El siguiente destino es la Esfinge, donde paseamos tranquilamente y hacemos unas fotos muy bonitas con las pirámides de fondo.

Por la tarde, y previo paso por una tienda de ropa que nos lleva el guía, realizamos una visita guiada contratada al guía por todo el grupo (40 euros por persona) que comprende la visita a la Ciudadela (con Mezquita de Alabastro), y el Museo Egipcio.
La mezquita es más bonita por fuera que por dentro, aún así el interior es de los más bonitos que he visto en el Cairo.

Apartado especial merece el Museo Egipcio. Yo siempre pensé en un espectacular museo, no en vano, es uno de los mejores museos del mundo en cuanto al valor de las obras expuestas. Pues eso, sólo en cuanto al valor de lo expuesto, porque lo que es el edificio por dentro y su acondicionamiento es de auténtica pena. La iluminación, por llamarlo de alguna forma, es inexistente, y la exposición de las obras es un poco mala. Espero que en breve reformen o amplíen el museo, porque las obras expuestas lo merecen.

Pues ya son las 18.30 y estamos de vuelta al hotel. Aquí nos damos una duchita y quedamos con Jorge y Rita para dar una vuelta por el Bazar Jan Al Jalili de noche. Así que cogemos un taxi y fijamos un precio de 15 libras en total para ir hasta el bazar. Allí sin querer, nos introducimos en la parte egipcia del mercado, y nos damos cuenta de ello al no ver a ningún turista, pero la verdad que nunca me he sentido tan seguro en alguna ciudad como en El Cairo. Aquí toda la gente que he conocido es muy hospitalaria.
Después de esta visita por la parte egipcia del bazar de Jalili nos vamos a comer unos kebabs en un bareto que vemos por allí. Están deliciosos, y cada uno nos vale 1 euro.
Una vez cenados, nos dirigimos a la parte turística del bazar , y después de otear algunos puestos nos vamos a un pequeño callejón de cafeterías con terrazas donde nos tomamos unos zumos de mango, unas infusiones de té con menta y una shisha. A partir de este momento Jorge se va a volver un adicto a este tabaco inocuo y dulce. Nota: Aconsejo a todo aquel que venga a Egipto a tomarse una shisha (pipa árabe) en alguna cafetería u hotel, aunque odie el tabaco. Ese es mi caso, odio el tabaco y fumar, pero la shisha es muy diferente, es un humo que no tienes que tragar, sólo llevarlo a la boca, y cuyo sabor es afrutado y suave. Nada que ver con el tabaco normal.

Aquí acaba la jornada de este intenso día en El Cairo. De vuelta al hotel previo regateo con el taxista.



Día 16-Febrero-2005 (Miércoles)

Son las 09.30, y nos levantamos casi con despertar natural. Ya era hora de levantarse un día con calma. Nos bajamos a desayunar ( con zumo de guayaba ) y revisamos junto a Jorge y Rita el plan del día. A este plan se unen Aurelia y Rodolfo, un matrimonio que no domina el inglés y que no se atreven a lanzarse a las calles del Cairo sin nadie que les oriente a dónde ir. Así que les invitamos a que vengan con nosotros.
Nuestra agenda consiste en visitar primero el barrio copto (los antiguos cristianos egipcios) donde se encuentra la casa donde se cree que habitó la sagrada familia en su paso por Egipto. También visitamos la iglesia de San Jorge (Ortodoxa), una sinagoga, y la Iglesia Colgante, que se llama así porque está levantada encima de unos muros romanos. Esta última merece mucho la pena visitar.
Una vez dada la vuelta por el barrio copto, volvemos al taxi que habíamos contratado (contratamos un taxi por dos horas para que nos hiciera el trayecto Hotel – Barrio Copto, que aquí esperara una hora y que luego nos llevara al bazar Jan Al Jalili, todo ello por 100 libras egipcias (unos 14 euros) y siendo un taxi grande para 6 personas, es decir, tocaba a dos euros por cabeza).
Al llegar al bazar Jan Al Jalili, nos dirigimos a la Mezquita Al-Azhar, y allí antes de entrar se nos presenta un musulmán que nos acompañará por todos los rincones de la mezquita. Como es preceptivo, nos descalzamos todos y dejamos los zapatos en unas estanterías fuera, y las mujeres se cubren la cabeza. Esta mezquita es a la vez una universidad para más de 20000 estudiantes. Merece la pena entrar en esta mezquita, por la que se puede pasear libremente sin ningún problema.

Después de que Rodolfo le diera una muy buena propina al guía de la Mezquita nos dirigimos a comer en la plaza junto a la Mezquita Al Hussein que se encuentra al comienzo del bazar. Los camareros de los 4 o 5 bares que se encuentran allí se avalanzan literalmente sobre nosotros para que nos sentemos en sus mesas. Es un espectáculo digno de ver. Finalmente nos sentamos en uno de ellos y nos comemos unos kebabs y unas pizzas, y el precio un poco más caro que el día anterior.

Después de comer vamos a dar una vuelta por el bazar y quedamos 2 horas después para volver en taxi al hotel.

El bazar es una jungla donde casi todos chapurrean el español. La mayoría de ellos te preguntan si eres del Madrid o Barcelona, y dependiendo de la contestación te hacen la pelota. Oirás frases como: ‘Más barato que en el carrefour’, ‘ Aquí se engaña menos’.
Después de mareantes regateos, compramos camisetas, blusas, cucarachas, y pañuelos para la familia. Estamos agotados, así que vuelta al hotel, y a disfrutar de la ‘happy hour’.

Por la noche tenemos pensado ir al Hotel Marriot, uno de los hoteles con más encanto de todo El Cairo, construido con motivo de la inauguración del Canal de Suez. Así que nos acercamos allí con Jorge y Rita, ya que Rodolfo y Aurelia prefieren descansar un poco. ¡Qué maravilla de hotel! Tiene un patio precioso con una enorme terraza y mucho ambiente de turistas extranjeros y egipcios. Nos faltó tiempo para sentarnos en una mesa y pedirmos unas infusiones, unos zumos de mango y fresa, y cómo no, una shisha, esta vez con sabor a fresa. Os recomiendo venir a este hotel, porque merece la pena. Y ya que estábamos allí nos metimos en una carpa que había allí mismo para cenar, y con espectáculo de la danza del vientre incluído. Eso sí, casi se me atraganta la cena al tener que salir a bailar con la bailarina, pero ya a estas alturas no tenía casi sentido del ridículo. Desde el escenario sólo veía a Chus con la cámara grabando vídeo partiéndose de risa.... Menos mal, que Rita, bailarina excelente (ya había hecho sus pinitos en uno de los juegos de la cena de disfraces en la motonave), salió a relevarme en tan humillante actuación.
Al final, todo lo que tomamos fuera (infusiones, zumos, shisha) junto con la cena nos salió por 10 euros por cabeza. Muy buena relación calidad /precio.

Así que ya terminada la noche nos volvimos al hotel, y nos despedimos de Rita y Jorge que era su última noche, como para el resto del grupo. A Chus y a mí todavía nos quedaba un día más que nos lo tomaríamos con tranquilidad.



Día 17-Febrero-2005 (Jueves)

De nuevo, nos volvemos a despertar a eso de las 09.30, es decir, despertar natural. El plan para hoy es caminar un poco por el centro de la ciudad (por el Museo Egipcio) y más tarde acercarnos al bazar de Jan Al Jalili para rematar las compras que teníamos en mente ( una shisha, unas fundas de almohadas, chilabas, etc...).
Comprobamos de nuevo la amabilidad de la gente para indicarnos las direcciones de los sitios, como por ejemplo la del restaurante Felfela que aparece en tantas guías.
En Jan Al Jalili después de cargar con todas esas compras, nos tomamos otro zumo de mango, otra infusión de menta y cómo no, otra shisha.
Hoy hemos decidido no comer ya que el estómago empieza a sonar un poquillo, así que mejor no arriesgar. Nos volvemos al hotel, hacemos las maletas, damos un paseo por el hotel y cotilleamos una boda que celebran en un salón.Ya es hora de dormir y de levantarse mañana a las 07.00 para ir al aeropuerto.

Nilo (Kom Ombo)

Más fotos del viaje

Podéis ver más fotos de nuestro viaje a Egipto en la siguiente página web:
http://santi-albumfotos.magix.net/

Otro Link

En este link podéis encontrar en el margen izquierdo otro enlace para descargaros una guía de Egipto muy buena.

http://www.viajaraegipto.com/

Orilla Nilo en Luxor

Os dejo un pequeño vídeo que grabé desde la habitación de la motonave cerca de Luxor.
Es al atardecer. Como podéis ver es una maravilla.

Para dejar comentarios y preguntas....

Todos los que queráis dejar algún comentario lo podéis hacer pinchando en los enlaces 'COMMENTS' que hay debajo de cada apartado. Igualmente podéis preguntarme cualquier duda que tengáis.